Dime que no

Una manera amena de entrarle al tema grande de un par de declaraciones fundamentales para nosotros como seres humanos: “Sí” y “No”. Cuánto se transforma nuestra vida cuando nos apropiamos del significado profundo de poder decir cualquiera de las dos cosas de manera genuina, auténtica y digna…

Gracias Caro por tu reflexión!

Cuento y Reflexion

A los diez años, una niña primorosa y que prometía ser una gran bailarina se presentó ante el director de una de las mejores academias del país. Nerviosa, hacía su debut, mientras poco a poco se iba soltando, dejando fluir por su sangre la música que le devolvía arte en sus movimientos. Al final de la presentación el director la rechazó, derrumbando el sueño de una pequeña con un futuro, hasta ese momento, bienaventurado. Años más tarde la niña, hecha ya una señorita trabajadora e independiente, tal vez una dependienta de un almacén o una profesora de kínder, asistió a un espectáculo del gran ballet al que ella, en la ilusión de su infancia, se presentó. Cuando se terminó la función, con su sensibilidad a flote, decidió acudir a donde el director, para felicitarlo.

–¿Se acuerda de mí? –le preguntó–. Fui aquella chiquilla talentosa que se presentó en el año…

Ver la entrada original 848 palabras más

Categorías Transformación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close