Dinero, Prosperidad, Riqueza y Abundancia. No son lo mismo.

Día 7 del reto de 21 días para hablar sólo de lo que quiero, de lo que me permite ser y atraer amor, sabiduría, plenitud y abundancia.

Uno de los motivadores para éste reto es la indagación continua en la que estoy desde hace varios años, investigando desde todos los ángulos posibles para mi, incluso a través de mi propia experiencia, qué es la abundancia? Qué es ser próspero? Cuál es la fórmula o secreto de la riqueza? (ya había comentado que mi mente de ingeniero a veces busca fórmulas).

A mi juicio hay, hoy en día en el mundo, un dominio de inquietud que tiene que ver con el dinero. Son contadas las excepciones de los seres humanos vivientes hoy que no tienen inquietud por el aspecto financiero de una u otra forma, entre ellos los pueblos y naciones ancestrales de lugares remotos como algunas de las selvas, los desiertos u otras geografías de poco contacto con el “mundo moderno”.

Es claro que hablar de dinero no es lo mismo que hablar de prosperidad, riqueza y abundancia; de acuerdo? Yo creo que aquí ya algunos de nosotros empezamos a titubear… ¿Cómo así que podemos hablar de alguno de estos conceptos sin que estemos hablando de dinero? Permíteme postular que las finanzas y la economía no necesariamente coinciden con lo que constituye la  prosperidad, riqueza y abundancia.

La prueba es sencilla: existen personas con grandes sumas de dinero en sus cuentas que se sienten miserables o pobres, que sienten que no son prósperos, ni ricos, ni abundantes. Y al contrario, hay personas que tienen muy poco dinero (de hecho 1/3 parte de la población mundial vive con menos de USD $2 al día, ver infografía) que se sienten ricas, prósperas y abundantes.

Parece mentira que haya personas “ricas” financieramente que no se sientan que son prósperos, ricos ni abundantes “en la vida”. Una de las maneras de mirarlo es con los índices de felicidad, donde rápidamente se ve que, por ejemplo, los países que van adelante no son los más ricos en términos monetarios, que de los 10 países más infelices 6 pertenecen al continente europeo, y que un país como Colombia (“en vías de desarrollo”) está a la cabeza de los índices de felicidad. (Ver informe)

“Ya son décadas de trabajo evaluando la felicidad y uno de los datos cruciales que hemos podido observar es que, a pesar del enorme aumento de la riqueza vivido en el último medio siglo en los países ricos, los niveles de felicidad no han aumentado. Los niveles de calidad de vida han aumentado de manera dramática, pero los de felicidad no han experimentado similar aumento y en algunos casos, hasta ha disminuido”. (Ver informe)

Por qué acudir a la felicidad como indicador del nivel de prosperidad, riqueza y abundancia? Porque, y éste es mi postulado principal acá, creo que la felicidad es un estado que refleja la mentalidad de prosperidad, riqueza y abundancia. Es decir, creo y he venido aprendiendo que la prosperidad, riqueza y abundancia son mentalidades, son estados mentales y emocionales primero que cualquier otra cosa. Parece que cuando hablamos de prosperidad la asociamos con progresos en diferentes dominios de la vida como el de las relaciones, la capacidad de contribución (dar vs recibir) y el crecimiento psicológico y hasta espiritual.

Las definiciones del diccionario de las palabras riqueza y abundancia se refieren más a la acumulación de bienes, sin embargo conozco personas que tienen muy poco o nada de dinero que se consideran a sí mismas ricas y abundantes. Recuerdo la historia de un monje de un monasterio que fue con sus discípulos al pueblo y ellos lo llevaron al centro comercial. Uno a uno de los discípulos fueron saliendo del centro comercial cargados de paquetes con las compras acumuladas de tanto tiempo de no salir del monasterio. Cuando ya estaban todos afuera se empezaron a inquietar porque el monje no salía, pensaron que algo le había podido pasar pues él no estaba acostumbrado a éste contexto comercial y lo que ahí pudiera pasar. Finalmente, después de un buen rato de preocupada espera, vieron que el monje salía del centro comercial con una enorme sonrisa en el rostro y sin ningún paquete, y le preguntaron -maestro, por qué sonríe usted de ésta manera si no compró nada? A lo cuál él replicó – estoy feliz de darme cuenta de todo lo que no necesito!

Parece que la prosperidad, la riqueza y la abundancia tienen mucho que ver con lo que creemos de ellas, con el sentido que le damos. Lynne Twist, en su libro “El Alma del Dinero” plantea que hay una mentalidad que prevalece en buena parte del mundo moderno, la mentalidad de escasez, que tiene 3 mitos tóxicos (supuestos no examinados acerca de cómo es el mundo, que tienen poder sobre nosotros, nuestras decisiones y comportamientos):

  1. “No hay suficiente”. Dado que los seres humanos creemos que no hay suficiente, entonces buscamos acumular y competir para compensar por el miedo que nos da quedarnos sin suficiente con qué vivir. Si no hay suficiente para todos, entonces mejor hacernos cargo de nosotros mismos, incluso a expensas de otros.
  2. “Más es mejor”. Esta es la promesa inalcanzable, porque siempre que nos pongamos un objetivo, cuando lleguemos ya debemos ir por el siguiente, siempre que alcancemos una meta, debemos ir por más; nunca vamos a llegar porque siempre hay “más”. Perdemos nuestra capacidad de alcanzar un destino. Incluso en éste mito, ‘mucho’ es insuficiente.
  3. “Así son las cosas”. Este es el mito de la resignación, de la desesperanza y del cinismo. Aquí bajamos los brazos y decimos que no vale la pena intentar nada nuevo porque todo lo que se ha intentado no ha funcionado. La transformación y el aprendizaje no tienen sentido porque realmente no podemos elegir nada distinto a la manera en que son las cosas.

Darnos cuenta que podemos desafiar el estado actual de las cosas, pero sobre todo darnos cuenta que podemos desafiar una mentalidad, una forma de pensar (relacionado con el post de ayer), nos permite movernos a la mentalidad de suficiencia, donde Lynne nos invita a ver que: “Cuando dejas de intentar conseguir mas de lo que en realidad no necesitas, esto libera océanos de energía para lograr generar un impacto con lo que ya tienes. Cuando logras hacer una diferencia con lo que ya tienes, se expande.” La prosperidad en éste contexto es una prosperidad con nosotros mismos, es prosperidad en nuestras relaciones, es el reconocimiento y aprecio/gratitud por lo que ya tenemos, es experimentar el ‘presente’ del presente.

La prosperidad, la riqueza y la abundancia son una mentalidad que nos permite acceder a un poder que podría llamar “místico”, a una fortaleza, determinación, perseverancia y creatividad que tenemos y muchas veces no conocemos. En éste contexto, la prosperidad, la riqueza y la abundancia son una experiencia que podemos elegir, que podemos invocar en cualquier momento para acceder a nuestra recursividad, a nuestros recursos internos, a nuestra capacidad de compromiso y de movilizarnos para cuidar de lo que nos importa, a generar sentido para nuestras vidas y vivir en plenitud.

Y, para ti, qué son la prosperidad, la riqueza y la abundancia?

Categorías Reto de 21 días, Transformación

2 comentarios en “Dinero, Prosperidad, Riqueza y Abundancia. No son lo mismo.

  1. Uno de los paradigmas que debemos romper es el principio en el que se basa nuestra economía moderna: que los bienes son escasos…Por otro lado, andamos desconectados de nuestra esencia y de nuestro planeta. Una vez nos damos cuenta que lo que nos mueve a acumular es el miedo, y que no tiene sentido temer por subsistir, porque somos seres vivientes cuidados por nuestro planeta, dejaremos de atentar contra este…Tantas reflexiones..¡Gracias Andrés por invitarnos a éstas!

    Le gusta a 1 persona

    1. De acuerdo! El paradigma es profundo y nos hace incluso ver el planeta como un “recurso”. Gracias a ti por comentar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close