El reto de los 21 días

Ya hace algún tiempo que estoy investigando y desarrollando maneras de gestionar lo que llamo mi “estado operacional”. Me he dado cuenta a través de mi experiencia que una de las habilidades más poderosas que podemos desarrollar los seres humanos, que mayor recompensas y empoderamiento nos trae, es la de elegir la manera en que queremos ser y estar en cada momento, independientemente de las circunstancias externas (o incluso en relación con éstas). Tengo múltiples ejemplos propios y de otros del poder de adquirir maestría en ésta habilidad; manejando la moto, en una reunión de trabajo, con mis hijos, frente a un grupo en un taller, sacando adelante una idea, etc.

Dado que he estado tan interesado en el tema y en la práctica, soy más consciente de cosas que antes me pasaban por alto; el estado de ánimo de las personas, conversaciones al respecto, temas que están por ahí desde hace décadas, y por supuesto, mi propia práctica de Coaching. Porque aquello que practicamos, en eso nos convertimos, somos lo que practicamos, somos nuestras prácticas.Tengo la firme creencia de que practicar un “estado operacional” de manera consistente, recurrente, me hace quién soy y me convierte en quien quiero ser. Es o no cierto, en tu propia experiencia, que eres lo que haces de manera recurrente, habitual, aunque no te des cuenta de ello? Es o no cierto que somos nuestros hábitos? 

Ayer, escuché una invitación a un reto de prosperidad y me llamó la atención. La prosperidad es una de esas cosas que valoro, y ser próspero es lo que veo que atrae la prosperidad. También me importan el amor, la sabiduría, la plenitud, así que decidí probar el reto, lo voy a hacer de la siguiente manera:

 • Por 21 días sólo voy a hablar de lo que quiero, sólo voy a hablar de cosas que me inspiren y que tengan que ver con el amor, la sabiduría, la plenitud y la prosperidad.

 • Si en algún momento me veo hablando de algo diferente, vuelvo a empezar.

 • Para mí el amor, la sabiduría, la plenitud y la prosperidad tienen que ver también con otros, por lo que quiero hacer parte de éste compromiso el escribir diariamente, durante los 21 días, algo, en éste blog, que a mi juicio tenga que ver con alguno de estos 4 temas/valores/formas de ser.

El 21 es como un número mágico para formar un hábito, así que quiero hacer éste experimento, quiero experimentar qué pasa conmigo y a mi alrededor con este reto.

No es obvio, así que lo voy a hacer explícito: los invito a éste reto, conmigo o por su propia cuenta. Se animan? Quieren ver qué pasa si arrancamos una ola de conversaciones públicas y privadas centradas en algo como el amor, la sabiduría, la plenitud y la prosperidad (o el que más te importe)?

El primer tema va a ser sobre la vulnerabilidad, disfrútalo!

Categorías Reto de 21 días, Transformación

4 comentarios en “El reto de los 21 días

  1. ¡Excelente! ¡Me pego! Maravilloso. Espero ansiosa esos lindos temas de los 21 días.

    Le gusta a 1 persona

  2. Buen reto… Me encanta ser parte y soporte, me dejas pensando en el mío!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close